651 768781 info@tresdmark.es

Según un reciente estudio uno de cada cuatro usuarios abre el correo comercial y las newsletters que recibe en su buzón y más del 4% interactuan con el correo recibido. La newsletter es una publicación de carácter periódico, generalmente sobre un solo tema, que se distribuye tan sólo a suscriptores.

El problema fundamental al que se enfrentan los publicistas del marketing online a la hora de hacer una campaña de correo comercial (además de conseguir las direcciones de correos) es lograr que los mensajes se entreguen y que no sean interceptados por los filtros antispam.

Algunos consejos útiles a la hora de diseñar su campaña son:

  • Asegúrese de que los destinatarios han dado su consentimiento para ser incluidos en la lista de contactos (incluya en cada mensaje una opción para darse de baja).
  • Elimine de la lista de contactos las direcciones no válidas (hard bounce users) para no perjudicar la reputación de la dirección IP de envío (un número importante de destinatarios desconocidos puede acaban con su servidor de correo en una lista negra).
  • No envíe mensajes comerciales muy agresivos para no ser etiquetado como SPAM por el destinatario del correo, lo que impediría la recepción de posteriores mensajes.
  • Cuide la cabecera de su mensaje (el “asunto”) para no ser considerado como SPAM por los filtros antispam. Por ejemplo no deje el asunto vacío, no escriba sólo en mayúsculas (por ejemplo algo como OFERTA PROMOCIONAL), evite el uso repetido de ciertos signos como “!!!” o “???”, no repita varias veces una misma palabra, no inserte un número al principio o al final del asunto (por ejemplo “70% DESCUENTO”), ni añada signos de prioridad alta (por ejemplo !) al asunto del mensaje.
  • Si envía mensajes con caracteres especiales utilice herramientas capaces de codificarlos correctamente, ya que si no se visualizan bien serán etiquetados como SPAM por los filtros antispam.
  • Evite el uso de palabras consideradas SPAM como es el caso de la palabra “viagra”, “dinero”, “medicamentos” o “sexo”.
  • Utilice imágenes de tamaño reducido en 16 colores, o inserte imágenes pequeñas provistas de enlaces redirigiendo hacia una versión de mayores proporciones. Si su newsletter contiene imágenes muy grandes tardará mucho tiempo en descargarse y puede ser ignorada por el destinatario. Además incluir tan sólo una imagen de gran tamaño en el mensaje en lugar de texto es la manera segura de que los filtros lo consideren spam, ya que interpretan que está intentando burlar su vigilancia para colar spam de “tapadillo” (los filtros antispam no son capaces de detectar si la imagen incluye texto).
  • No olvide proveer de un texto alternativo (meta-etiqueta “alt”) porque muchos clientes de correo bloquean las imágenes por defecto.
  • Asegúrese de que incluye el alto y ancho de la imagen en la meta-etiqueta <img> para que el navegador no las distorsione al mostrarlas.
  • Verifique que todos los enlaces a otros sitios funcionan ya que los filtros antispam bloquean mensajes con enlaces muertos. Vigile especialmente que los enlaces no redirijan a sitios web de dudosa reputación incluidos en una lista negra.
  • Incluya junto con la versión HTML una versión texto del mensaje que envía, no sólo porque el texto se muestra correctamente en todos los navegadores, sino porque facilita la tarea de los robots que se encargan de detectar el SPAM en Internet. Asegúrese de que no hay grandes discrepancias entre las dos versiones.
  • Evite enviar archivos adjuntos junto con su mensaje de correo ya que los destinatarios por regla general desconfían de los adjuntos por el peligro de que sean malware. En su lugar utilice enlaces a otros sitios web donde se muestren esos archivos.
  • Evite el uso de programación dinámica tipo Flash o Javascript en sus mensajes ya que la mayoría de los clientes de correo y las webmails no autorizan la ejecución de componentes ActiveX o Flash.